Sistemas de Antorcha LHC

Combustión sin riesgo de gases de bajo poder calorífico.

Características Principales

Las antorchas de la gama LHC (LowHeat Content o Bajo Contenido Calórico) están diseñadas específicamente para abordar el problema de la combustión de gases de bajo poder o contenido calórico. La optimización de las técnicas de control de la combustión garantizan que la pérdida de calor se reduzca al mínimo, mientras que la mezcla de gas y aire se mantenga a un alto nivel.

Por ejemplo, en antorchas de gas de vertedero normales, la concentración mínima de metano a la que arden, está normalmente entre el 15 y el 20%. Los códigos de prácticas, de hecho, indican que la combustión debe detenerse cuando el metano caiga por debajo del 20% para evitar la posibilidad de una explosión. La antorcha de la gama LHC está diseñada específicamente, para arder por debajo del 20%. Lleva incorporadas medidas de protección contra explosiones y puede operar incluso con tan sólo un 5% de metano en el aire.

Tamaños disponibles

La antorcha de la gama LHC estándar está disponible en distintos tamaños que van desde de 250 metros cúbicos por hora a 1.000 metros cúbicos por hora. Para obtener mayores tasas de caudal volumétrico pueden instalarse múltiples unidades.

Aplicaciones

La gama de antorchas LHC resulta idónea para vertederos antiguos, donde sigue existiendo metano en concentración suficiente para plantear un problema, pero no suficiente para arder con las técnicas convencionales de combustión.

La antorcha de la gama LHC también puede aplicarse a situaciones en las que gas de escape de un flujo de proceso es de bajo poder calorífico, pero se beneficiaría de la combustión, en lugar de ser liberado a la atmósfera.

 

 

 



Volver a la página anterior